¿Y la pasión?


Mi peor temor parece convertirse en realidad. Al leer recientemente las declaraciones de Ricardo Lavolpe, director técnico de la Selección mexicana, respecto a la convocatoria -cada vez más latente- del "Guille" Franco al tricolor, un sentimiento de frustración se apoderó de mi.

Y es que nosotros, simples mortales, cómo podemos dar a conocer nuestro descontento por esta y todas las políticas sucias que invaden al futbol nacional, creo que este blog es un buen lugar.

Primero fue el llamado de Antonio Naelson "Sinha" al Tricolor, y su participación un tanto intrascendente en la clasificación al Mundial de Alemania 2006, después las críticas, la polémica y actualmente la indiferencia por el sentir de la mayoría de los mexicanos y su opinión respecto a los naturalizados convocados.

No estoy en contra de los extranjeros, no estoy en contra de los naturalizados, al contrario, bienvendos!, además, el futbol mexicano no sería lo que hoy gracias a directores técnicos como César Luis Menotti y Bora Milutinovic en el Tricolor, Alfio Basile y Marcelo Bielsa por mencionar otros en los clubes mexicanos, pero de ahí a participar directamente con la materia prima del deporte más popular, no lo creo.

Estoy en contra de de la mala organización y pésima estructura de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), que no permite el surgimiento de figuras netamente mexicanas. Siempre me han enfermado las declaraciones de Lavolpe respecto a la carencia de jugadores creativos de origen mexicano, no lo creo así aunque muchos digan lo contrario, pues cientos de jugadores están ahí esperando la oportunidad y simplemente nadie los toma en cuenta.

Criticábamos a la selección estadounidense por se un combinado internacional. Es cierto, hoy por hoy están a nuestro nivel e incluso levemente por encima, pero eso es gracias a la estructura deportiva y a la planeación a largo plazo que desde el Mundial de USA 94 se plantearon.

Que me perdonen los extranjeros pero no quiero ser cómplice de las malas jugadas que se realizan por debajo de la mesa en el campo administrativo del futbol mexicano, ni ser alcahuete de unos cuantos vividores que no se conforman con los miles de dólares que ganan en sus respectivos clubes, sino que además creen que en México pueden alcanzar el sueño de pertenecer al representativo nacional, pues en sus países de origen, (Argentina y Brasil principalmente), lejos, a millones de años luz, están de brillar con el balón en sus pies.

Lavolpe fue ratificado al frente de la selección y con él, jugadores con un lugar seguro como Oswaldo Sánchez, Rafa Márquez, Pavel Pardo, Duilio Davino, Luis Ernesto Pérez, "Kikín" Fonseca y Jared Borgetti entre otros, jugadores puramente mexicanos que nos hacen gritar al momento del gol con una pasión única.

No hay que olvidarnos que el futbol también es sentimiento y en esencia pasión, tu sentirás la misma efusividad al ver al "Guille" Franco anotando ante los holandeses o italianos?


Comenta | Sigue el Hilo (0)