¿Oportunismo... O Ayuda Sincera?


La tragedia en New Orleans por el huracán Katrina, sigue dando de qué hablar, y los comentaros arrecian.
 
    En esta ocasión, no solo se debe a la contaminación ecológica que todos los residuos químicos (basura y cadáveres humanos incluidos), ocasionarán al golfo de México y la región al sur de los Estados Unidos, sino por las tan cuestionadas actitudes que ha tomado el mandatario de este país vecino.

La lenta reacción del presidente norteamericano, George W. Bush, ante la tragedia ocurrida en la ciudad sureña, le ha ganado numerosas críticas, como es normal en un presidente de este nivel.

¿Se había visto antes que una nación víctima de una catástrofe natural, se diera el lujo de poder autorizar o no, la ayuda internacional para contrarrestar los daños causados por la eventualidad?

    Creo que no, y Estados Unidos de Norteamérica ha sido foco de varios artículos debido a que los países en el mundo, que desean brindar ayuda a los estadounidenses, sin importar ideología, religión, raza o políticas, tienen que permanecer días hasta que el Departamento deEstado autorice los apoyos, dependiendo de sus relaciones internacionales en los últimos días entre estas naciones (E.E.U.U. y sus donantes).

Tal fue el caso de México, que debió esperar varias horas para que se autorizara el envío del buque anfibio Papaloapan, y un día después un convoy de la Cruz Roja Mexicana, siendo que las relaciones con nuestro vecino país del norte no se encuentran tan deterioradas hoy día.

Sin embargo, casos como el de Irán (con soporte petrolero), Venezuela (con envío de gasolina) y Cuba (más de 1,100 médicos con entrenamientos para zonas conflictivas), no han sido autorizados por Estados Unidos, debido a las fuertes diferencias ideológicas y políticas entre estas naciones, las cuales ya todos conocemos.

    En varias ocasiones, se ha mencionado al país norteamericano dentro de su conversión de donante a receptor, luego de los muertos que ha arrojado esta catástrofe, además de la total destrucción de la ciudad de New Orleans, lo que muestra que ni el país más rico del mundo se escapa de ser herido en gran escala, tal y como el 11 de septiembre de 2001 no lo había recordado ya.

por franc.7

5666-neworleans

Nota: Este post, sirve para dar la bienvenida a un compañero y gran amigo; que nos estará brindando nuevo contenido a través de su estilo intereses y visión del mun-do.
Nuhuati Está Contento


* Revisa los Comentarios (14) | Comenta | Sigue el Hilo (1)


Etiquetas: