Pensando como un Genio



Aquí les presento un buen artículo titulado Thinking like a Genius, he visto la oportunidad de traducirles el contenido, así que aqui lo tienen.


Pensando como un Genio

Aún si no eres un genio, puedes utilizar las mismas estrategias que Aristóteles o Einstein aplicaban para liberar y aprovechar el poder de una mente creativa, y de esta forma adquieras la posibilidad de mejorar tu capacidad de ver el mundo y crearlo.


Las ocho estrategias que se encuentran a continuación te invitan a pensar productivamente en vez de reproductivamente, en el proceso de generar la resolucion de problemas. Estas estrategias son estílos de pensamiento comunes en los genios creativos que han deambulado por la ciencia, el arte, y la industria a través de la historia.

1. Observa los problemas de diversas maneras, y descubre nuevas perspectivas, aquellas que aún nadie ha visto (¡o nadie ha publicitado!)

    Leonardo da Vinci creía en eso, para adquirir conocimiento sobre un problema, debes comenzar por aprender a restructurarlo, y hacerlo no pocas... si no muchas veces. El sentía que a primera vista, solo conseguiría obtener información a medias o demasiado vaga. A menudo, el mismo problema reconstruido, se transformaba en uno totalmente nuevo.

2. ¡Visualiza!

    Cuando Einstein estudiaba un problema, encontraba necesario formular la situación de tantas maneras como fuese posible, incluyendo la utilización de diagramas. Así, visualizaba soluciones, para el  las palabras y los numeros por si solos, no tenían un rol importante en su proceso creativo.

3. ¡Produce! Una característica que distingue a los genios es la productividad.

    Thomas Edison obtuvo 1,093 patentes. El garantizaba productividad, dándose a si mismo y a sus asistentes una cuota diaria de ideas. En un estudio realizado sobre 2,036 científicos a través de la historia, Dean Keith Simonton de la University of California en Davis, encontró que los ciéntificos mas notables y reconocidos, producían no solo trabajos excelentes, también tenían en su haber, muchos otros "malos". Ellos no tenían miedo de fallar, o producir mediocridad, con tal de arribar a la excelencia.

4. Realiza combinaciones Nuevas. Mezcla, y remezcla, ideas, imágenes y pensamientos para generar combinaciones distintas, no importa que tan incongruentes o inusuales sean.

    Las leyes de la herencia, sobre las cuales esta basada, la ahora ciencia moderna de la genética vinieron del monje austriáco Gregorio Mendel, quien combinó las matemáticas y la biología para crear una nueva y remezclada ciencia.

5. Crea relaciones; realiza conexiones entre situaciones con nada en común.

    Da Vinci forzó la relación entre el sonido de una campana y una piedra chocando con el agua. Esto le permitió hacer la conexión para dicernir que el sonido se desplaza a través de ondas. Samuel Morse inventó las estaciones repetidoras para señales telegráficas cuando observaba estaciones repetidoras para caballos.

6. Piensa en lo Opuesto.

    El físico Niels Bohr, creía que si una persona era capaz de reunir dos opuestos en un solo ente, lograría suspender (elevar) su idea o pensamiento, y esto llevaría a su mente hacia un nivel superior. La habilidad de Bohr para imaginar luz ya sea en forma de partícula o en forma de onda lo llevó a la concepción del principio de complementariedad. Suspender la idea (logica) posiblemente le permita a tu mente crear nuevas formas.

7. Piensa metafóricamente.

    Aristóteles consideraba la metáfora como un signo de genialidad, y creía que aquel individuo que tuviera la capacidad de percibir semejanzas entre dos areas de la existencia separadas y a su vez conectarlas entre si era una persona con un don especial.

8. Prepárate a ti mismo para una nueva oportunidad.

    Siempre que intentamos hacer algo y fallamos, terminamos haciendo algo más, Este es el primer pincipio del accidente creativo. El error puede ser productivo, si no lo observamos como un resultado improductivo. En vez de eso: analiza el proceso, sus componentes, y la forma en que los cambiarías para obtener otros resultados. Nunca realices la pregunta "¿Porqué he fallado?", siempre será mejor "¿Qué he hecho?"


La primera y la última cosa

    que se le exige al genio
    es el amor a la verdad

    Goethe

Texto original de Joe Landsberger
Traducción libre Almaju


* Revisa los Comentarios (6) | Comenta | Sigue el Hilo (0)